viernes, 4 de marzo de 2011

SALMO 23: "El señor es mi pastor nada me falta".



Envía este Salmo, no lo cortes es por mi hogar y el tuyo también y nada te faltara.

Cuando Dios te quita algo de tus manos no te esta castigando, solo esta abriéndote las manos para que recibas algo mejor. El poder de Dios nunca te llevará donde la gracia de Dios no te pueda proteger. Algo bueno te pasará, algo que tú estabas esperando; por favor, no te des por vencido.

Repite estas palabras:
Dios Padre nuestro, camina dentro de mi casa y llévate todas mis preocupaciones y enfermedades, y por favor protege a toda mi familia en el nombre de Jesus, Amen.

Pasa esta oración a todos tus contactos, incluyéndome a mi,... y mil Bendiciones recibirás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.